El ahí fuera, en el aquí dentro. Ciudad y territorio como vida ordinaria

artículo
12 diciembre 2013
Andrés Jaque

La ciudad y el territorio son parte de nuestro día a día. Están en la mesa del desayuno, en nuestra ropa, en la manera en que nos maquillamos o discutimos, en la distribución espacial de nuestra vida cotidiana, en las relaciones que establecemos con nuestros compañeros de trabajo, en los contratos que nos vinculan a otros, en los riesgos que nos atraviesan. Lo urbano y lo territorial son realidades multiescalares, en las que lo próximo y lo ordinario se conecta con lo lejano y lo desconocido.

Ciudad y territorio no son sustantivos sino verbales. Solo pueden ser descritos e intervenidos atendiendo a la manera en que son performados. Lo mejor para hablar de la ciudad es hablar de los procesos urbanos. Para hablar del territorio lo mejor es hablar de su transitoriedad.

La ciudad y el territorio ganan continuidad en el día a día. En medio del campo encontramos lo urbano. El centro de una ciudad está marcado por la manera en que se relaciona con culturas, materias e intercambios con medios y agencias territoriales. ¿No es la televisión territorio? ¿No son las patentes biológicas urbanas?

Ni la ciudad, ni el territorio son el resultado de un diseño único. Ni de la aplicación automática de un enunciado. Son en cada momento el resultado de proyecciones múltiples, con efectos inesperados, que exigen un esfuerzo en su visualización y cuya intervención requiere gobierno y mediación; precaución y riesgo; innovación e institucionalización.

Corresponde a las generaciones de jóvenes arquitectos discutir cómo participa su trabajo en la construcción de estos contextos y a ‘Arquia Próxima’ generar el campo en el que se hagan la dimensión urbana y territorial de sus prácticas se hagan visibles y sus diferencias puedan hacerse explícitas.

12 diciembre 2013
Andrés Jaque