Construyendo sin gravedad, sin peso ni formato

artículo
12 diciembre 2013
Luis Úrculo

Para entender lo urbano es necesario conocer y estudiar los bordes, lo periférico. Lugares de crecimiento emergentes en continua redefinición y trazado, en algunos casos incontrolado y naturales.

Lo mismo puede entenderse a todas las escalas de trabajo y desarrollo de la profesión. La definición de la arquitectura es también a través de lo intangible, lejano, incluso invasor. Pero también del cambio.

Los agentes implicados en esta categoría son los responsables de escribir y pensar lo existente y lo posible. Construir no sólo con materia sino a través de la palabra,  de la acción y lo doméstico. Creando un atlas de necesidades y ensayos de oportunidad.

Desde estas torres de observación y análisis se desarrolla un trabajo que igualmente debe abrir nuevas categorías  y definiciones de la propia profesión, una labor antropológica sin escala que defina y entienda qué es la arquitectura y sus posibilidades, pero a través de un diálogo abierto de doble identidad, donde se pueda invitar o invadir a espacios de trabajo tanto conocidos como extraños y externos que hasta el momento han definido el límite de investigación y referencia.  Abrir embajadas y negociar pactos de intercambio de conocimiento con otras disciplinas y metodologías de trabajo. Comenzar un viaje por una nueva geografía de lo posible.

12 diciembre 2013
Luis Úrculo